Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de Cookies.Aceptar ok

Agencia de comunicación

Desarrolla la reputación y la imagen de tu empresa con una comunicación eficaz: creación de logotipos, sitio web, marca, diseño de folletos, relaciones públicas, comunicación de crisis, cine corporativo, packaging... Encuentra las herramientas de comunicación adecuadas para tu comunicación corporativa. Confía tu comunicación online u offline a la agencia adecuada, ¡elige tu presupuesto!

¿Deseas ponerte en contacto con una agencia de comunicación para una necesidad específica o establecer una colaboración permanente?

¿Deseas diseñar una campaña de comunicación online (website, banners y animaciones flash, e-mailings, operaciones de webmarketing...) y/o offline (website, banners y animaciones flash, operaciones de webmarketing...) y no sabes con quién contactar?

Siguiendo unas sencillas recomendaciones, deberías ser capaz de encontrar fácilmente el proveedor adecuado para convertir tus ideas en realidad.

1- Definir tu proyecto

En primer lugar, pregúntate qué esperas de esta colaboración: ¿tienes ya una idea clara de tu plan de comunicación o te gustaría recibir asesoramiento sobre la estrategia que mejor te funcionaría? ¿Deseas llamar a un proveedor de servicios que solo se ocupe de la web o imprenta o deseas un servicio multimedia?

Detalla tus especificaciones con la mayor precisión posible: determina tus necesidades y define claramente las tareas que confiarás a la agencia. También puedes hacer un primer presupuesto para permitir a los proveedores ajustar sus propuestas.

2- Agencias de comunicación: ¡preselección!

Si la antigüedad, las referencias y el boca a boca son valores seguros, hay otros criterios que tampoco va mal tener en cuenta para la elección de una agencia de comunicación:

  • Su tamaño y estructura: española, internacional, independiente, filial de un grupo (Publicis, Omnicom, WPP Group...). Mientras que las filiales de grandes grupos tienen la ventaja de una red sólida, las agencias independientes pueden distinguirse por la proximidad que aportan a sus clientes. Ten en cuenta que es preferible que la agencia que elijas tenga todas las habilidades que necesitas (marketing, redacción, infografías, video...). De esta manera, no tendrás que financiar la intervención de una tercera empresa.
  • Su especialización:
  • por disciplina: comunicación institucional, comunicación de eventos o crisis, sponsoring...
  • por herramientas: digital, impresión, relaciones con la prensa…
  • por sector de actividad: lujo, turismo, alta tecnología, moda...

Una vez que tu primera selección esté terminada, averigua más sobre las agencias que deseas contactar. La mayoría de ellos ofrecen carteras online: comprueba si las creaciones presentadas son atractivas para ti y si el perfil de los clientes es similar al tuyo (sector empresarial, tamaño...).

3- Conoce a tus interlocutores... ¡y sigue tu intuición!

Una agencia de comunicación no es solo un proveedor, sino un verdadero socio con el que puede que tengas que trabajar durante años. Por eso, antes de cualquier colaboración, no dudes en ir y presentar tu expediente a las personas que se encargarán de tu proyecto. ¿Sientes que tu problema ha sido entendido? ¿Sentiste pasión? ¿Saber-hacer? ¿Un verdadero deseo de acompañarte?

Además, intenta averiguar más sobre la visión de marketing de sus contactos: ¿tienen respuestas a todas tus preguntas? ¿Cuestionan tus peticiones?

Pregunta sobre las personas involucradas en su caso: ¿tendrás que tratar con un único punto de contacto? ¿Cuántas personas serán asignadas a tu proyecto?

Por último, ten cuidado con la jerga de algunos profesionales que, abusando de las abreviaturas y de los términos de moda, se quedan en un discurso superficial. No hay vergüenza en no conocer todo el léxico del marketing: pide una explicación clara y sencilla de todo.

4- Haz tu elección

Antes de tomar tu decisión final, piensa en estas tres palabras clave: transparencia, metodología y disponibilidad.

  • TRANSPARENCIA... ¡tanto en precios como en servicios!

Pide un presupuesto en el que se detalle cada gasto. No te conformes con paquetes vagos o un precio fijo en una factura: necesitas saber exactamente cómo se utiliza el dinero que gastas. Esto te permitirá comprobar los artículos que se te entregan.

  • METODOLOGÍA... ¡Piensa en la organización!

La agencia que estás entrevistando debe darte una explicación detallada de su metodología: ¿cuántas personas están involucradas en tu caso? ¿Quiénes serán tus interlocutores? ¿Cómo podrás contactar con ellos?

La agencia también debe proporcionarte comentarios realistas para cada proyecto, incluyendo plazos de validación y rangos para posibles modificaciones.

  • DISPONIBILIDAD... ¡Tu proveedor de servicios debe estar listo para escucharte!

El servicio de atención al cliente o, mejor aún, tu persona de contacto, debe ser fácilmente accesible por teléfono o correo electrónico... Si encuentras un error de mecanografía en tu sitio web recientemente entregado, te interesa poder corregirlo rápidamente.

5 - ¡Pruébalo!

Puedes comparar la elección de una agencia con la de un peluquero: se puede recomendar y tener una reputación muy buena, pero solo después de su primer corte realmente puedes confiar en él. Así que antes de firmar un gran contrato de agencia, haz una prueba. Dale una breve tarea: crear un emailing, un flyer, una campaña de AdWords... Esto te permitirá tener una idea clara de cómo podría ser tu colaboración.

Agencias de comunicación: ¿cuánto cuestan?

Las agencias fijan sus tarifas libremente. Por lo tanto, los precios pueden variar de básicos a triplicarse... De ahí la importancia de pedir varios presupuestos, ya que esto te permitirá contrastar.

Las agencias de comunicación pueden cobrar:

  • Con precio fijo (si es así, ¡pide que el informe esté bien detallado!).
  • El tiempo empleado (día/hombre) .
  • El tiempo necesario para producir los modelos se define de antemano en un presupuesto, que suele incluir lo que se denomina "devoluciones", es decir, los cambios que tienes derecho a solicitar si los primeros modelos suministrados por la agencia no corresponden a tus expectativas.

En el caso de colaboración a largo plazo, las agencias suelen ofrecer tarifas preferenciales.