Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de Cookies.Aceptar ok

Carretillas elevadoras

La carretilla elevadora es una herramienta indispensable para llevar a cabo actividades de manipulación como la carga y descarga de mercancías, el almacenamiento de paquetes y la preparación de pedidos. Permite realizar operaciones de traslado y apilamiento, es decir, de desplazamiento horizontal y vertical en las áreas de almacenamiento.

 

¿Qué carretilla elevadora escoger para tu negocio?  

Las carretillas elevadoras deben ser seleccionadas teniendo en cuenta las características particulares del almacén o espacio de trabajo. De hecho, estos dispositivos tienen diferentes prestaciones en términos de capacidad de carga y altura de elevación. Es necesario un análisis preliminar de las necesidades de tu negocio para determinar cuál es el equipo más apropiado en función de los gastos, la frecuencia de las operaciones y las distancias diarias.

Para tomar la decisión correcta, es importante conocer la altura máxima de los estantes y el peso máximo de las mercancías que serán transportadas por el equipo de carga. Del mismo modo, hay que determinar el estado general de los suelos del establecimiento, la anchura de los pasillos y las pendientes, ya que también afectarán a la decisión.

Más allá de las carretillas de mano tradicionales, las empresas pueden adquirir carretillas motorizadas térmicas (gas o diesel), para un uso principalmente al aire libre, o carretillas eléctricas, para un uso en interiores. Todos estos vehículos se pueden combinar con una variedad de equipos y accesorios de elevación para cambiar o ampliar su funcionamiento inicial.

 

Obligaciones corporativas para las carretillas elevadoras

Las empresas que utilizan carretillas elevadoras deben respetar ciertas reglas de seguridad y asegurarse de que se utilizan de acuerdo con las recomendaciones del fabricante. Estas reglas pueden cambiar dependiendo del mecanismo y su motor. Cada modelo: manual, eléctrico o térmico, tiene unas normas distintas.

Además, las empresas están obligadas a proporcionar formación y toda la información necesaria a sus empleados para poder utilizar cada tipo de maquinaria (transpaletas, apiladores, preparadores de pedidos...) y aprender a manipular el equipo de elevación. En algunos casos, se deberá obtener un permiso de conducir para conducir los vehículos.

A largo plazo, los operadores que utilizan carretillas elevadoras deben realizar las verificaciones requeridas antes de poner en marcha el equipo. Se realizarán controles generales cada 6 meses en todos los equipos de elevación, por técnicos cualificados y externos a la empresa, para asegurar su correcto funcionamiento.

Ponemos esta guía a tu alcance para ayudarte a seleccionar la carretilla elevadora más adecuada para tu negocio. También puedes contactar con proveedores para obtener un presupuesto personalizado.

 

Contenido de la guía "Carretillas elevadoras"

Introducción

Tipos de carretillas elevadoras

Las carretillas en detalle

Compra de una carretilla

Consejos de uso